Personal

Regma: la marca de helados que todo buen cántabro conoce.

Y no sólo los cántabros. Cualquier turista bien aconsejado o que haya paseado por las cercanías de uno de los puestos de Regma, habrá caído irremediablemente en la tentación de sus helados.

Porque en Cantabria verano es sinónimo de Regma. Playa es Regma, da igual que estés en el mismo Sardinero y tengas que andar solo dos pasos o que te apetezca desde la otra punta de Santander y tengas que coger un TUS hasta donde haga falta. Santander en verano es Regma y punto, no hay excusas. (Y si cae un chaparrón con Regma se pasa mejor).

Un cántabro envuelto en una conversación sobre helados hablará de Regma, hablará de Regma cuando tome un helado en cualquier otra ciudad, y narrará como sus helados superan en tamaño indiscutiblemente al que ahora tiene entre manos. Porque los helados de Regma son grandes, pero grandes de verdad. Aquel capaz de comerse uno sin que la enorme bola comience a derretirse es considerado un genio. ¿Pero sólo es tamaño? No, un buen cántabro hablará además de su sabor, de su elaboración, de las largas colas cada verano, y si se descuida acabará hablando de los «praos» en los que pastan felices las vacas en nuestra tierra.

Porque somos así, defendemos lo nuestro, y a Regma especialmente. Ya es algo que pasa de padres a hijos, las colas son una tradición más del verano, y las esperamos, las aguantamos como campeones, porque la recompensa es grande, y nunca mejor dicho.

Hablemos de la marca, de su marketing, que es lo que nos acontece. En su web sólo encontramos las direcciones de los establecimientos, así como los horarios y números de teléfono. No tienen perfil oficial en Twitter, pero sí en Facebook, ¡y son muy activos! (A que no lo sabías? ¡Pues a seguirles ya!) Lo que está claro es que Regma no necesita más publicidad que el boca a boca y las calles de Santander llenas de gente con sus helados. Porque Regma es historia de nuestra ciudad, y nosotros sus protagonistas. (Y si no probad a poner REGMA en el buscador de Twitter).

Creo que después de todo esto sólo me queda decirte que:

  1. Si eres cántabro confío en que seas un embajador más de Regma por el mundo, y si no lo eres, cuéntame por qué, estás en peligro de extinción.
  2. Si no lo eres y vienes a Cantabria, no dudes ni un segundo cuando veas el primer Regma, párate y pruébalos, que no te asuste la cola. Y luego me cuentas.

Ah, se me olvidaba, yo soy de Yogur y Chocolate. ¿Y tú?

Imagen original:http://comiendoconmonty.com/wp-content/uploads/2014/04/heladoyogurt_regma.jpg

Un comentario en “Regma: la marca de helados que todo buen cántabro conoce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *