Noticias / ActualidadPublicidad

Famosos y publicidad: ¿dónde está el límite?

television famosos publicidad anuncios

Cuando he encendido la televisión esta noche, me he encontrado con un anuncio en el que aparecía Arturo Valls. Al instante pensé que se trataba de publicidad de Media Markt. Y no sólo por el personaje, que ya asociamos con facilidad a la marca, sino también por el mensaje. El spot es el que os dejo a continuación:

No. No se trataba de un spot de las campañas de MediaMarkt, sino de un anuncio del «Super Once» de la ONCE. Lo que me hizo pararme a pensar: ¿Hasta qué punto un famoso puede convertirse en icono de una marca? ¿Llegamos a identificar una cara con una marca? ¿Es buena elección para una marca utilizar a un famoso que ya realiza publicidad para otras?

Por todo esto hoy quiero pararme a reflexionar sobre este fenómeno de «famosos y publicidad«.

Es cierto que los famosos enganchan y conquistan, y que bien elegidos pueden ser una apuesta ideal para las marcas. El tándem famosos y publicidad lleva años siendo explotado, y funciona. Cuando se utiliza famosos en la publicidad se genera un impacto mediático, y las marcas deciden apostar por unos famosos u otros en función del target específico al que desean dirigirse, de las reacciones que quieren provocar y del alcance que quieran lograr con la campaña.

Identificación. Este es el término que más viene a mi cabeza a la hora de hablar de famosos y publicidad. Cuando vemos un spot en el que aparece un famoso, instintivamente identificamos al personaje con la marca. Con el paso del tiempo, además, si el famoso es utilizado reiteradamente para la publicidad de una determinada marca, acaba por convertirse en un icono de la marca en concreto, y llega a ocurrir lo que me pasó anoche: encontrarse al famoso como imagen de otro producto genera extrañeza y confusión.

Incluso el propio anuncio puede perder su eficacia: asocias el famoso a la marca anterior, a esa para la que ya es un icono, y no consigues identificarlo con la nueva marca. Esto es lo que me sucede con Arturo Valls y MediaMarkt. Ha llegado a tal punto que cuando ves a Arturo Valls en pantalla, automáticamente asocias que se trata de un spot de MediaMarkt, y no se produce esa identificación que es la clave del uso de famosos en la publicidad.

Y este no es el único ejemplo, hay muchos otros famosos que ya son iconos de las marcas que anuncian. Famosos y publicidad, un combinado que siempre funciona. ¿O no?

Me gustaría dejar abierto este debate y conocer tu opinión acerca del uso de los personajes famosos en la publicidad y conocer vuestras impresiones al encontrar, como en este caso, un famoso con una marca a la que no lo asocias. ¡Espero no ser la única a la que le ha pasado! 🙂

2 comentarios en “Famosos y publicidad: ¿dónde está el límite?

  1. Hola Itziar! Hola David! Personalmente, creo que no es una buena elección que una marca utilice a un famoso que ya es utilizado por otra marca, por muy mediático o influencer que puede ser, y, menos aún, cuando es el icono actual de una marca. Si es un personaje que fue utilizado en un pasado, aún tiene un pase, pero tratándose de una campaña actual, creo que la Once ha invertido dinero en vano.

    Lo mismo me sucedió a mi con Jesús Vázquez, que parecía estar por todo. No bastaba con verlo en todos lados como presentador de La Voz, sino que, además, era protagonista de la marca Savia de Danone y de Jazztel; la verdad, tanto verlo, no sabía con qué relacionarlo.

    Y a la inversa también me ha ocurrido, es decir, que tengo tan vinculada a una marca con un famoso que cuando dicha marca es promocionada por otro famoso, no la relaciono, pierde peso, autoridad. Uno de los casos más claros, para mí, por ejemplo, ha sido con Ferrero Rocher e Isabelle Preysler y mira que creo que hace como unos 8 años que ya no es imagen de esta marca.

    Buena reflexión chicos! Un saludo!

    1. Hola Vanesa 🙂
      Totalmente de acuerdo con todo lo que nos dices. Nosotros también pensamos que, como mencionas, la ONCE ha invertido en vano.
      ¡Qué gran verdad lo de Jesús Vázquez! Hubo una época en la que todas las marcas acudían a él.

      Es cierto que a la inversa también puede ocurrir, no había caído en ello hasta que no lo has mencionado. Hay personajes que marcan y quedan «encajonados» en una marca, por lo que sustituirlos en la mente del público es casi imposible.

      Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *